Formulario de contacto

Optometría y audiología

Hipermetropía, miopía, astigmatismo, presbicia… ¿Qué son y cómo se solucionan?

En Óptica Cristal nos preocupamos por tu salud ocular y por eso llevamos mas de 25 años a su servicio. En nuestros centros podrá encontrar solución a los principales problemas refractivos. Si quiere conocer más sobre ellos, le recomendamos que lea atentamente este artículo.   Hipermetropía  La hipermetropía es un defecto ocular de refracción que consiste en que los rayos de luz que inciden en el ojo, se enfocan en un punto situado detrás de la retina, en lugar de en la misma retina como sería normal. La consecuencia es que la imagen es borrosa y puede existir por lo tanto una falta de agudeza visual. miopia e hipermetropia Es un defecto muy frecuente, aunque no es progresivo ni tiene repercusiones graves, se trata mediante el uso de lentes correctoras. La hipermetropía, la miopía y el astigmatismo son los principales defectos de refracción o ametropías. La magnitud de este defecto se mide en dioptrías positivas. Una persona con hipermetropía tiene problemas de visión a distancias cortas, pudiendo ver con mayor claridad a distancias largas. El ojo no puede enfocar objetos situados más cerca de una determinada distancia denominada punto próximo o punto cercano. En una persona adulta joven sin defectos ópticos el punto cercano se sitúa a 25 cm del ojo. En un hipermétrope el punto cercano se desplaza a mayores distancias. Los niños hipermétropes no suelen presentar disminución de agudeza visual, pues compensan el déficit mediante la acomodación (cambio de forma del cristalino). El continuo esfuerzo de acomodación puede producirles dolor de cabeza , fatiga visual (astenopia acomodativa) o retrasos en el aprendizaje. En los adultos, los síntomas característicos consisten en dificultad para la visión próxima, por ejemplo para poder leer, y con el paso de los años se afecta también la visión lejana. Tratamiento: Se puede tratar mediante el uso de gafas con lentes correctoras convexos o positivas o con lentes de contacto. El tratamiento quirúrgico puede hacerse actuando sobre la córnea con láser (LASIK,LASEK o PRK), extrayendo el cristalino y sustituyéndolo por una lente intraocular.   Miopía La miopía, es un defecto de refracción del ojo en el cual los rayos de luz paralelos procedentes del infinito se unen en un punto focal situado delante de la retina, en lugar de en la misma retina como sería normal; es el defecto inverso por lo tanto a la hipermetropía, en el que la imagen se forma detrás de la retina. Puede definirse también como un exceso de potencia de refracción de los medios transparentes del ojo con respecto a su longitud, por lo que los rayos luminosos procedentes de objetos situados a cierta distancia del ojo convergen hacia un punto anterior a la retina. Una persona con miopía tiene dificultades para enfocar bien los objetos lejanos, lo que provoca déficit de agudeza visual y puede conducir también a dolores de cabeza, estrabismo, incomodidad visual e irritación del ojo. miopiaLa miopía es un defecto de refracción o ametropía. Es frecuente pero no es el problema visual más común en el mundo, pues este lugar lo ocupa otra ametropía, la hipermetropía. Esto ocurre aun en países con alta incidencia de miopía, como los Estados Unidos, donde aproximadamente el 25% de la población tiene miopía. La magnitud de la miopía se mide en dioptrías negativas. Tratamiento: En la mayor parte de las personas con miopía, para poder enfocar los objetos lejanos sobre la retina, se debe interponer entre ésta y el objeto una lente divergente o negativa, ya sea en la forma de gafas, lente de contacto (lentillas) o lente intraocular. Cuando hay una gran diferencia de refracción entre un ojo y otro (anisometría), el ojo de mayor graduación corre el peligro de no desarrollar por completo su potencial. El uso de la corrección adecuada puede mejorar la visión del ojo afectado si se realiza durante la infancia, antes de que termine el desarrollo visual. Quizá basados en este hecho, hay personas que recomiendan ejercicios visuales para corregir o disminuir la miopía. Pero la efectividad de estos ejercicios en la edad adulta es nula. En los últimos años se han utilizado lentes de contacto nocturnas que moldean la córnea y modifican su poder dióptrico por la presión que ejercen. Estas lentes se quitan durante el día. El tratamiento se conoce como ortoqueratología. No ha tenido gran difusión ya que los resultados no son inmediatos ni duraderos, y muchos pacientes lo abandonan por incomodidad. En toda persona, aun hipermétrope  o emétrope, el ojo crece acompañando el ritmo de crecimiento corporal. En los ojos miopes el eje anterior aumenta con el crecimiento y por lo tanto aumenta la magnitud de la miopía. Muchas personas, especialmente los padres de los niños miopes, ven con preocupación este fenómeno y lo consideran un fracaso del tratamiento. Es necesario recordar que la función tanto de gafas como de lentes de contacto es conseguir una visión correcta mientras se usan.   Astigmatismo En oftalmología, el astigmatismo, es un defecto ocular que se caracteriza porque existe una refracción diferente entre dos meridianos oculares, lo que impide el enfoque claro de los objetos, generalmente se debe a una alteración en la curvatura anterior de la córnea. La córnea es la región transparente que se encuentra en el polo anterior del ojo y actúa como una lente a través de la cual pasa la luz que se enfoca sobre la retina en la parte posterior del ojo. La superficie de la córnea debe ser simétrica y regular en sus curvaturas, de no ser asi se produce el astigmatismo.astigmatismo En el ojo humano el astigmatismo es muy frecuente en mayor o menor grado y suele asociarse a otros defectos de refracción, como miopía o hipermetropía. Puede corregirse mediante el uso de lentes cilindricas. Tratamiento: Se puede tratar mediante gafas, con el uso de lentes cilíndricas o esferotóricas cuando existe miopía o hipermetropía asociada o mediante lentes de contacto que tambien son útiles. Otro tratamiento útil es la cirugía refractiva de la córnea mediante la utilización de láser y a pesar que los costos de la operación han disminuido considerablemente, siguen siendo elevados.   Presbicia A partir de los 40-45 años todos empezamos a tener presbicia. Conocida popularmente como “vista cansada”, va unida a la edad. Es algo tan natural como inevitable. Afortunadamente  hoy en día existe una solución cómoda, eficaz y definitiva: las lentes progresivas. Con ellas seguro que aciertas. presbicia optica cristal el entrego pola de laviana asturiasLa presbicia, o vista cansada, es un proceso evolutivo natural que se produce por la pérdida paulatina de la capacidad para enfocar objetos cercanos. El cristalino, encargado del enfoque visual, pierde su elasticidad, provocando dificultades en tareas que exigen ver a distancias cortas como leer, escribir, coser, usar el ordenador, etc. El síntoma más claro de la presbicia es que nos cuesta ver en actividades cercanas que antes realizábamos sin esfuerzo. Tenemos la necesidad de alejarnos los objetos y de aumentar la iluminación para estar más cómodos. Puede también aparecer sensación de pesadez en los ojos, percepción borrosa de los objetos, visión doble, etc. En muchas ocasiones acabamos por reducir el tiempo destinado a la lectura o el trabajo. En cuanto se detectan estos síntomas es importante consultar con un profesional de la visión, óptico-optometrista u oftalmólogo, que nos aconsejará sobre la distancia de trabajo recomendada, la iluminación conveniente para realizar tareas de cerca y la solución más cómoda y eficaz para nuestra presbicia. Las opciones para compensar la vista cansada han evolucionado hasta llegar a la que hoy es la solución definitiva: las lentes progresivas, que proporcionan una visión nítida a cualquier distancia. Las lentes progresivas se adaptan a tus necesidades visuales y también a tu imagen ya que son compatibles con cualquier tipo de monturas e incluso, si lo deseas, existen también lentes de contacto progresivas.

Deja tu comentario

  • (will not be published)